ex-facultad-de-ingenieria-de-la-universidad-de-buenos-airesLa Universidad Tecnológica Nacional-Buenos Aires realizará la 2da Semana de la Ingeniería, megamuestra que tiene como objetivos impulsar y promover la educación de la Ingeniería. A través de la misma, la Facultad presenta todas las actividades que en ella se realizan, acerca el trabajo de los ingenieros a la sociedad y su contribución al desarrollo de la comunidad, e incentiva a los jóvenes a estudiar las especialidades que dicta. Orientada a estudiantes de Nivel Medio y universitarios, se realizará entre el 26 y el 31 de agosto/13 en las sedes de Medrano (Medrano 951) y Campus (Mozart 2300) de la Facultad.

Durante la Semana de la Ingeniería se llevarán a cabo actividades como la Carpa del Ingenio, una competencia recreativa interdisciplinaria inaugurada en 2012, que tiene como finalidad promover el uso de habilidades y conocimientos en aspirantes y estudiantes que estén cursando los primeros años de la carrera, para superar problemas en base a su pensamiento crítico, su creatividad y eficiencia. Además, se presentará la novena edición de la Feria de Empresas, dirigida a estudiantes avanzados de las carreras y recientes graduados, que convoca a empresas reconocidas del sector para que acerquen al estudiantado posibilidades de empleo, facilitando la inserción laboral y la actualización profesional. Se desarrollará también la EXPO UTN, muestra orientada a estudiantes de la Escuela Media, que constituye el primer contacto entre el aspirante y la UTN.BA. Allí se dan a conocer las carreras de grado que dicta la Facultad a través de charlas, talleres abiertos, visitas guiadas y prácticas de laboratorio.

Por otro lado, se llevará a cabo la séptima edición de la Feria de Proyectos, una de las principales actividades de difusión de ciencia e investigación en la UTN Buenos Aires. Participan de la misma estudiantes, docentes, graduados e investigadores de la Facultad, que presentan al resto de la comunidad universitaria proyectos en tres categorías: Proyectos de Investigación, Proyectos Finales y Trabajos Prácticos; se brindan charlas, se realizan demostraciones y se exponen prototipos de los diversos proyectos.

Asimismo, por primera vez se realizará la Maratón de Innovación, una competencia en la cual estudiantes y especialistas reunidos en equipos tienen 10 horas para solucionar un desafío de innovación, provisto por la organización y conocido por los competidores al momento del inicio del certamen. También se inaugurará el Espacio del Conocimiento, un punto de encuentro de diversos actores que componen la Facultad para compartir y reflexionar sobre las actividades e instrumentos que se vienen gestando en la UTN.BA, orientados a aumentar y profundizar las actividades científicas y tecnológicas, y la formación de ingenieros con especiales habilidades para investigar, emprender y desarrollar nuevas tecnologías.

Por otra parte, se realizará el Workshop Institucional para el Planeamiento Estratégico de la UTN.BA, del que tomarán parte docentes, estudiantes, graduados, no docentes y autoridades de la Facultad, con el fin de continuar con el desarrollo del Plan Estratégico. Los participantes, en mesas multidisciplinarias, trabajarán en la elaboración de propuestas de programas o sugerencias para alcanzar los objetivos definidos. También se llevará a cabo la primera edición del Desafío “Limpiá tu Huella”, una competencia donde grupos de estudiantes deben estimar la cantidad de plástico generada por envases de bebida, evaluar su impacto en el ambiente y proponer una solución ingeniosa para mitigarlo.

La falta de ingenieros en Argentina
En el año 2012, durante el anuncio del Plan Estratégico de Ingeniería 2012-2016, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, propuso cambiar la tradicional frase “mi hijo el Doctor” por “mi hijo el Ingeniero”. La inusual convocatoria se enmarca en una campaña que, desde hace ya varios años, impulsan universidades y profesionales: en Argentina hacen falta más y mejores ingenieros. De acuerdo al Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI), en nuestro país hay unos 100.000 ingenieros sobre una población de 40 millones de habitantes: se reciben aproximadamente 6 mil profesionales por año y se necesitan 10 mil.

En ese sentido, nuestra situación es bien distinta a la de otros países: mientras que en China hay un ingeniero cada 2.000 personas, en Alemania, uno cada 2.300 y en Brasil, uno cada 6.000, Argentina se propone pasar en el corto plazo de un ingeniero cada 6.600 habitantes a uno cada 4.000. Esto se debe a que la expansión de la economía y la industria en los últimos años impulsó la demanda de ingenieros, una profesión con pleno empleo y altos salarios que, sin embargo, no logra atraer a los más jóvenes, para quienes se presenta como una carrera muy difícil.

¿Se trata de un problema de vocación, de dificultad o de falta de incentivos? Los especialistas aseguran que las causas de este fenómeno son múltiples: crisis vocacional relacionada con una visión cultural de la profesión; dificultades académicas para resolver cuestiones vinculadas a la Matemática, la Física y la Química; y falta de incentivos por parte del Estado.

El rol de la industria
La situación comenzó a revertirse con la recuperación iniciada en 2002. A partir de allí, y casi sin interrupción, la industria creció a la par de la demanda de profesionales tecnológicos (no sólo ingenieros) que nutrieran a esta nueva matriz productiva. Sin embargo, la curva de la oferta de ingenieros todavía está atrasada en relación a la demanda.

La explosión de la demanda de profesionales, combinada con la escasez de ingenieros, provocó otro fenómeno de fuerte impacto en la formación: frente a la falta de profesionales, las empresas emplean estudiantes de los últimos años de la carrera. Ello conlleva a que los tiempos dedicados al estudio sean insuficientes para continuar regularmente la carrera y en muchos casos para continuarla.

La consecuencia de ello es que, en la actualidad, hay más de 26.000 estudiantes que tienen más del 80% de la carrera aprobada y que, sin embargo, no continúan sus estudios. Y demuestra que no alcanza solamente con la crezca la industria: hace falta motivar, alentar y facilitar a los jóvenes para que quieran estudiar (y recibirse) de ingenieros).

El “efecto Tecnópolis”
Frente a esta situación, el Ministerio de Educación inyectó recursos y tomó iniciativas orientadas a mejorar las carreras de Ingeniería: en el año 2005 se pusieron en marcha los Proyectos de Mejoramiento de la Enseñanza de la Ingeniería (PROMEI), que a finales del 2011 había alcanzado al 100% de las carreras acreditadas en universidades públicas.

Asimismo, en el año 2009 se inició la instrumentación del Programa Nacional de Becas Bicentenario que ha permitido becar en 2011 a más de 45.000 alumnos de carreras científicas y tecnológicas para que, al menos durante los primeros años de la carrera, disminuyera la necesidad de inserción laboral temprana de los alumnos y les permitiera dedicación exclusiva al estudio.

Desde las universidades, asimismo, se han elaborado campañas de comunicación para los aspirantes, que incluyen acciones de propaganda y marketing en medios de comunicación y redes sociales, donde circula gran parte de los potenciales aspirantes a ingresar a una carrera de Ingeniería. Con el mismo objetivo, se han implementado planes de nivelación entre las Escuelas Técnicas y la Universidad, y se ha convocado a graduados y representantes de la industria que, en cada una de estas Casas de Altos Estudios, aportan propuestas y enriquecen el debate para una mejor toma de decisiones. Es el caso de las Jornadas sobre la Formación de Ingenieros de la UTN Buenos Aires, realizada en 2011, que ha dado inicio a un grupo de discusión en la red virtual Linkedin con el nombre “La formación de Ingenieros en la República Argentina”.

Esta batería de medidas culmina con el Plan Estratégico de Formación de Ingenieros, que establece la meta de graduación de ingenieros más alta de América Latina: ello es un nuevo ingeniero cada 4000 habitantes o 10.000 nuevos ingenieros graduados por año para el año 2020.

La demanda ha estimulado la oferta: entre el 2003 y el 2010 la cantidad de ingresantes se incrementó sólo un 3%, pero la cantidad total de alumnos se incrementó un 17%. Ello obedece a una mejora en la retención del 21%.

La graduación se incrementó un 18%, pero los alumnos avanzados (más del 70% de la carrera aprobada) crecieron en un 61%. De acuerdo a datos preliminares, estos alumnos, en un porcentaje superior al 80% se encuentran trabajando en tareas relacionadas con su carrera.

Evolución de la matrícula entre 2003 (año en que comenzaron los procesos de acreditación y planes de mejoramiento) y 2010.

programa-carreras-ingenieria-utnFuente: Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación.

La oferta de educación de Ingeniería en Argentina
En el país se dictan 481 carreras de Ingeniería, 383 en universidades públicas y 98 en universidades privadas.

El detalle por terminal es el siguiente: Aeronáutica (4), Agrimensura (13), Alimentos (23), Ambiental (7), Biomédica (8), Civil (41), Computación (7), Electricista (24), Electromecánica (29), Electrónica (45), Hidráulica (3), Industrial (54), Informática/Sistemas (63), Materiales (4), Mecánica (33), Metalúrgica (2), Minas (5), Nuclear (1), Petróleo (4), Química (33), Telecomunicaciones (9), Agronómica (32), Forestal (5), Recursos Naturales (5), Zootecnia (3) y otras aún no sujetas a proceso de acreditación como Naval, Pesquera, Textil y Mecatrónica (24).

Fuente: www.frba.utn.edu.ar/semanadelaingenieria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.