La pedagoga Adriana Puiggrós, actual vice-ministra de Educación nacional, escribió en su blog personal este texto sobre el momento educativo, revalorizando el papel de los docentes y de la escuela: el gobierno de Alberto Fernández, en nombre del Estado argentino, reaccionó frente a la pandemia con total responsabilidad y con todo, poniendo en movimiento energías contenidas en la sociedad.

Sabemos que van a cambiar muchas situaciones, aunque no todas. Pero la educación tiene la enorme oportunidad de superar antiguos obstáculos, que abarcan desde la sumisión al conservadurismo hasta la genuflexión ante la tecnología. Frente a la pandemia podría haberse producido una retracción de la comunidad educativa, pero ocurrió lo contrario, como si la adversidad hubiera liberado energías, proyectos que no encontraba cauce, encontrado soluciones a problemas pedagògico eternos, visualizado una nueva política educativa.En condiciones generalmente adversas, con escasos salarios, miles de docentes, técnicos, diseñadores, profesionales, trabajan día y noche, sábados y domingos, para producir materiales en todos los soportes técnicos (papel, TV, radio, páginas WEB, redes). El salto tecnológico es asombroso pues la urgencia de enfrentar al enemigo invisible está consiguiendo la capacitación tecnológica de la comunidad educativa que no habían logrado miles de cursos. Pero sobre todo parece que la escuela, paradòjicamente hubiera reforzado su lugar y su prestigio, en tanto los maestros en cuarentena trabajan más de lo que debieran, sosteniendo vínculos con sus alumnos pese a la adversidad.

El programa nacional Seguimos educando y los que han elaborado las provincias están tratando de llegar llegando a los niños/niñas, y adolescentes de todo el país. Los materiales impresos que se producen, así como los programas mediáticos que los acompañan, fueron realizados en poquísimo tiempo y en base a un desmedido esfuerzo de los equipos técnico-pedagógicos. Pero llegan al Ministerio de Educación decenas de miles de respuestas cada día, cuyo contenido podría sintetizarse en el reconocimiento del valor de un Estado presente. 

Más allá de las discusiones que es legìtimo que existan sobre las características de cuadernillos y programas de TV y radio, importa que sostienen la centralidad del docente, el carácter insustituible del educador frente a la tecnología, la importancia de la escuela. Voy a seguir reflexionando en este blog. Hay muchas cosas que quiero contarles porque el camino está lleno de espinas, de aguas neoliberales que corren por los lugares menos esperados, pero a la vez estamos en un momento en el que la educación tiene una oportunidad. No la perdamos.  

Fuente: www.facebook.com/AdrianaPuiggros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.