Once propuestas rechazadas a María Eugenia Vidal: la gobernadora bonaerense les ofreció a los maestros un incremento de 2 puntos desde diciembre/17, que se suma al 30 por ciento ya otorgado, y el pago de una suma fija por única vez. Para los gremios, “es una vergüenza” y “no respeta a los docentes y la educación pública”.

Los docentes bonaerenses rechazaron ayer (28/11/18) la nueva propuesta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal, que ofreció un 2 por ciento de incremento adicional a cobrar en diciembre, calculado en base al salario del mismo mes de 2017, y –a modo de “bono”– una suma fija de 7 mil pesos para activos y de 3500 para jubilados. “Esta propuesta es una vergüenza, no respeta a los docentes y no respeta a la educación pública”, cuestionó el secretario general del gremio Suteba, Roberto Baradel, tras la reunión paritaria en el Ministerio de Economía provincial.

Esta fue la vigésima reunión que los gremios que integran el Frente de Unidad Docente mantienen con el gobierno de la provincia. En lo que va del año, ya suman once las propuestas salariales que los maestros rechazaron por considerarlas insuficientes. En este último encuentro, los funcionarios bonaerenses ofrecieron un 2 por ciento que se sumaría al 30 por ciento otorgado unilateralmente hasta octubre, en un intento por cerrar finalmente la paritaria 2018. Es decir, la misma propuesta que fue aceptada ayer por los gremios de empleados estatales y que suma un 32 por ciento anual. Pero los maestros se negaron a aceptar la oferta porque, según señalaron, “significa un incremento de 108 pesos para el básico de un maestro de grado y de 250 pesos sobre el sueldo de bolsillo”.

“La inflación va a ser, por lo menos, de un 47 por ciento”, explicó Baradel y advirtió: “Si terminamos el año en conflicto, va a empezar el 2019 en conflicto, porque no puede ser que la gobernadora lleve adelante una política de ajuste y no respete a los docentes”. Los gremios analizarán ahora qué medidas tomar.

“La propuesta ni siquiera merece ser puesta en consideración. Nuevamente el tiempo nos da la razón: tras veinte reuniones, nos quedamos con un 15 por ciento de pérdida salarial”, lamentó la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini. En relación con el pago de la suma fija, la dirigente apuntó que “es un paliativo que viene a atenuar un síntoma y que ratifica que la pérdida de poder adquisitivo ya no se puede disimular”. “Están reconociendo implícitamente que todas las propuestas fueron a la baja”, sentenció.

Más tarde, en una conferencia realizada en la gobernación, Vidal destacó el acuerdo alcanzado con los gremios de estatales, al que consideró “un paso más en el objetivo que nos trazamos de acompañar y sostener a los bonaerenses”, y lamentó que no haya sucedido lo mismo con los docentes. “Podría haber sido un camino cerrar la paritaria por decreto, pero no lo elegimos. Elegimos seguir dialogando hasta el mes de diciembre”, consideró.

“Gobernadora, deje de mentirle a la gente. Si usted quiere resolver el conflicto, cumpla el fallo judicial que ordena que el salario se ajusta de acuerdo a la inflación del Indec. Usted arrastra este conflicto porque nos quiere agotar”, denunció el secretario general de Udocba, Miguel Díaz.

Los referentes gremiales adelantaron que evaluarán en las próximas horas la posibilidad de realizar medidas de fuerza antes del cierre del ciclo lectivo y adelantaron que el conflicto continuará en 2019. En ese sentido, precisaron que durante la reunión también se rechazó la propuesta del gobierno bonaerense de acordar el aumento salarial del año próximo, que los ministros de Economía, Hernán Lacunza; el director general de Educación, Gabriel Sánchez Zinny; y el titular de Trabajo, Marcelo Villegas, fijaron en un 20 por ciento a pagar en seis cuotas, entre enero y noviembre. “No vamos a aceptar una propuesta para el año próximo cuando no tenemos proyecciones ni hemos terminado de discutir la paritaria de este año”, sintetizó Díaz.

Por último, los dirigentes advirtieron que Vidal sigue sin reglamentar la licencia por violencia de género en un sector donde el 80 por ciento son trabajadoras, y recordaron que hay más de 300 escuelas que siguen con sus puertas cerradas por problemas de infraestructura, entre las cuales 270 son de la localidad de Moreno, donde solo 36 establecimientos recuperaron el dictado de clases tras la muerte de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez el 2 de agosto pasado.

Fuente: www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.