Aristóteles (Estagira, 384 a. C.-Calcis, 322 a. C.) fue un filósofopolímata y científico nacido en la ciudad de Estagira, al norte de Antigua Grecia. Es considerado junto a Platón, el padre de la filosofía occidental. Sus ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios. Fue discípulo de Platón y de otros pensadores, como Eudoxo de Cnido, durante los veinte años que estuvo en la Academia de Atenas. Poco después de la muerte de Platón, Aristóteles abandonó Atenas para ser el maestro de Alejandro Magno en el Reino de Macedonia durante casi 5 años. En la última etapa de su vida fundó el Liceo en Atenas, donde enseñó hasta un año antes de su muerte. Escribió cerca de 200 obras, de los cuales solo se han conservado 31 (ninguna de ellas destinada a la publicación) en el Corpus Aristotelicum sobre una enorme variedad de temas, entre ellos: lógicametafísicafilosofía de la cienciaéticafilosofía políticaestéticaretóricafísicaastronomía y biología. Aristóteles transformó muchas, si no todas, las áreas del conocimiento que abordó. Es reconocido como el padre fundador de la lógica y de la biología, pues si bien existen reflexiones y escritos previos sobre ambas materias, es en el trabajo de Aristóteles, donde se encuentran las primeras investigaciones sistemáticas al respecto. Para Aristóteles, a diferencia de su maestro, solo hay un único mundo, en donde cada sujeto sensible está compuesta de materia y forma (hilemorfismo), siendo esta última su esencia. Según el filósofo, el ser humano es un animal racional constituido por un cuerpo (materia) y alma (forma) y que desea saber y ser feliz. La experiencia es la fuente del conocimiento y la felicidad proviene de la virtud propia del alma humana, razonar. Los hombres viven en comunidad, formando Estados con el fin de preservar la felicidad de sus ciudadanos. También defendió el valor del arte, la retórica y la superioridad del varón. Entre muchas otras contribuciones, Aristóteles formuló la teoría de la generación espontánea, el principio de no contradicción y las nociones de categoríasustanciaactopotencia y primer motor inmóvil. Algunas de sus ideas, que fueron novedosas para la filosofía de su tiempo, hoy forman parte del sentido común de muchas personas. Influyó en el pensamiento islámico durante la Edad Media, así como en la escolástica cristiana. Su ética, aunque siempre influyente, ganó un renovado interés con el advenimiento moderno de la ética de la virtud.

Aristóteles: el hombre es un animal político

«Todo lo individual también es social» ( Aristóteles)

“El hombre es un animal político»
Esta es una frase que se escucha a menudo en los debates públicos y que rara vez se cita la fuente de esta posición fundamental de la filosofía política. 
Fue Aristóteles quien, en The Politics , fue el primero en describir al hombre de “Zoon Politikon”. 
Aquí está la explicación de esta cita.
El hombre como animal pensante
El hombre es parte del esquema de la naturaleza como un «animal pensante». La mente, que distingue al hombre como ser racional, es «incapaz de ser destruida». Es una parte especial de la psique (alma), que a su vez es la fuerza que anima al cuerpo. El alma es el cuerpo «formado» y, a diferencia del alma de Platón, no tiene una existencia separada del cuerpo. Por tanto, no sobrevive a la muerte del cuerpo. Sin embargo, el alma tiene tanto actualidad como potencialidad. El alma es también eficiencia, es decir, causa formal y final del cuerpo. En otras palabras, el alma tiene una meta y lleva consigo los medios para lograr esa meta.
El hombre es un animal político
El hombre también es un «animal político». En esto, Aristóteles, significa que el hombre vive mejor en una «polis», la forma de la ciudad griega. El hombre se convierte en hombre entre otros, viviendo en una sociedad regida por leyes y costumbres. El hombre desarrolla su potencial y logra su fin natural en un contexto social. Se trata de la «buena vida». No es una vida fácil, sino una vida de virtud que se traduce en un bien soberano (eudaimonia), a menudo traducido como felicidad.
La buena vida en Aristóteles
La ética de Aristóteles es un estudio de la elección en acción: ¿cómo debe vivir el hombre para vivir mejor? Para Aristóteles, todo lo individual también es social. Ciertas virtudes como el coraje y la generosidad, que describe como virtudes «prácticas», porque se relacionan con la naturaleza social del hombre. El individuo verdaderamente equilibrado también persigue la «teoría» de las virtudes que están vinculadas al hombre como ser racional. Para Aristóteles, la felicidad suprema radica en la búsqueda de la sabiduría para el propio bien.
Extracto de la política de Aristóteles:

“Además de lo que en vista de lo que, es decir el final, es lo mejor […] Se desprende, por esto, que la ciudad es parte de lo natural, y que el El hombre es por naturaleza un animal político , y que el que está fuera de la ciudad, naturalmente, por supuesto y no por casualidad, es un ser degradado o un ser sobrehumano, y es como el que es insultado en estos términos por Homero. : sin linaje, sin ley, sin hogar ”.

El ser humano es un zoon politikon, un ser vivo social (político). Para la conservación y perfeccionamiento de la vida, necesita la comunidad de los otros. Al igual que para Platón, también para Aristóteles la comunidad moral de los ciudadanos en un Estado «bueno» fundado sobre la ley y la virtud, es la forma suprema y auténtica de la moralidad. 

Fuente: https://www.bloghemia.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.