6 - docentesGabriela Azar, directora del departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad Católica Argentina (UCA), afirmó que «hay que pensar un nuevo paradigma y romper la lógica en la Formación Docente, para que apunte a egresados con perfiles más colaborativos».

Azar, quien es directora del área Curriculum del ministerio de Educación porteño, en una entrevista con la agencia Diarios y Noticias consideró «importante poner la mirada seriamente en los formadores de formadores», para lo cual «es necesario unificar los planes de la carrera docente en el país, con denominadores comunes, para erradicar la atomización y fragmentación».
«Pasamos de planes de estudios de Formación Docente de 1.800 horas reloj a 2.600 horas reloj», explicó la pedagoga, y destacó que «hoy un maestro que quiere ser maestro de Inicial o Primaria tiene una impronta más significativa, pero hay que ver cuánto tarda en recibirse, pueden tardar diez años».

Consultada si los docentes tienen que capacitarse en las nuevas modalidades educativas, como los planes de terminalidad del secundario o las escuelas de jornada completa, sostuvo que «la problemática estuvo centralizada en el resultado de los estudiantes, más allá que la doble escolaridad logró completar la sala de 5 años en la Ciudad».

Para Azar «es central tomar con seriedad el proceso de reconversión de la formación docente, preguntar qué tienen que aprender hoy los futuros maestros», dado que «la escuela tiene hoy dificultades para seguir el proceso de cambio».

Respecto a los resultados de la política del ex ministro de Educación Juan Carlos Tedesco, quien creó el Instituto Nacional de Formación Docente y llevó el plan de tres a cuatro años de estudios, destacó que «actualizó los contenidos básicos comunes para los institutos, equivalentes a los núcleos de aprendizaje prioritarios para las escuelas», aunque la formación «no es excelente».
En ese sentido, dijo que en la UCA «en 2012 iniciamos un proceso de reconversión de la oferta educativa para la formación docente con el objetivo de cambiar el paradigma». La directora de Educación, al referirse al nuevo modelo que impulsa en la universidad, manifestó que «hay que romper la lógica del docente y mejorar los perfiles de los estudiantes hacia el trabajo colaborativo».
El nuevo plan de estudios para la Formación Docente en el departamento que dirije «no es sólo un plan de estudios, hay conceptos y aptitudes, trabajo colaborativo, integración», sostuvo, y agregó que «el docente va a ser docente si ve que en la escuela están reunidos los directivos y maestros todos los días».

También precisó que en un contexto de «integración» el docente «debe conocer el contexto sobre el que tiene que trabajar y la capacidad de enseñar en distintos tipos de instituciones educativas en un marco colaborativo con el resto de los docentes».
La pedagoga destacó preguntas que consideró centrales en esa tarea, como «qué exigencias formativas poseen los docentes designados en escuelas públicas», «dónde se formaron y dónde se actualizaron» y «quiénes son los que llegan a los cargos docentes».

Fuente: Laura Hojman para www.dyn.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.