1 - becasLa consultora educativa MRB ayuda a los estudiantes a obtener becas del programa Becas Study America a través de un trabajo de nexo con el estadounidense Instituto Internacional de Educación (IIE), que oficia como intermediario entre las universidades y los candidatos. En todos los casos es para estudios de grado y se otorgan por mérito académico y potencial liderazgo. Su trabajo consiste en asistir a los interesados en las solicitudes, evaluarlas, recomendarlas y realizar todos los trámites ante el IIE, que lo remite a un máximo de cinco instituciones académicas. Los interesados deben pagar un Apliccation Fee -que en el caso de Argentina es de 150 dólares- y, en caso de ser aceptado, debe pagarse un monto restante (1450 dólares) para el ejemplo dado. El sistema tiene, sin embargo, limitaciones. Los jóvenes no se pueden postular para las principales universidades de los Estados Unidos: MIT, Harvard, Yale, Princenton, Georgetown, CAL y Stanford. Para los interesados en estudiar en Europa, la situación es distinta. Por lo general, la ayuda financiera debe gestionarse en la universidad a la que se va a asistir. Tener la ciudadanía y el pasaporte europeos facilita el trámite. En algunos países, como Francia, existe una variada gama de programas de becas. A través de Erasmus Mundus -activo en todo el continente-, se entregan becas para masters, doctorados y proyectos de cooperación. Actualmente existen 27 planes para América Latina y están repartidos en los siguientes países: México, Perú, Argentina, Chile, Colombia y Venezuela. Los estudiantes extranjeros que llegan al país gozan de los mismos derechos y beneficios que los nativos: exigencias de acceso, diplomas, costos de inscripción, derecho laboral de media jornada, seguro de salud y ayuda para el alojamiento. El permiso para ser empleado mientras se estudia no es común en todos los países de Europa. Otro de los que lo contempla es Escocia, donde, además, una vez obtenido el título, se autoriza al alumno a permanecer dos años en el país con fines laborales. El vínculo entre el alumnado y las empresas es casi directo. En la Universidad de Glasgow, por ejemplo, parte de los fondos son donados por compañías que realizan un seguimiento de los becados y luego los contratan. En esa institución, el interesado primero debe ser aceptado y luego puede aplicar para una ayuda que puede entregarse por necesidad económica o excelencia académica. Un destino más exótico pero con una interesante oferta para estudiantes extranjeros es Japón. Allí el encargado de promocionar y gestionar los estudios de grado y postgrado es el propio gobierno. Suelen realizarse en instituciones educativas y en empresas. Las propuestas, ofrecidas a través de un sistema de cooperación técnica en cada país, incluyen estudios en Certificación Forestal, Ecoturismo, Cambio Climático, Conservación Energética, todos aplicados a América Latina. La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por sus siglas en inglés), presente en 18 países de Latinoamérica, otorga becas que comprenden pasaje aéreo de ida y vuelta, alojamiento, gastos diarios y seguro médico. El estudiante sólo debe afrontar los impuestos aeroportuarios, visas y demás gastos estrictamente personales. Fuente: www.infobae.com | www.mrb.com.ar | ec.europa.eu | www.jica.org.ar]]>

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.