Una FUBA débil

Con apoyo de peronistas y socialistas, el radicalismo buscará recuperar la conducción de la FUBA, que perdió en 2001. La izquierda y los independientes llaman a un frente de unidad para impedirlo.

El futuro de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) se definirá mañana, cuando Franja Morada y otras agrupaciones intentarán realizar un congreso para elegir nuevas autoridades y desplazar a la actual conducción de la federación, encabezada por agrupaciones de izquierda e independientes. La convocatoria es denunciada como irregular por gran parte de las organizaciones estudiantiles, que evalúan convocar a otro congreso o conformar un gran frente de unidad para evitar que la agrupación radical llegue a presidir la federación.

El estatuto de la FUBA indica que, para poder realizar la elección de la organización estudiantil que nuclea a los centros de estudiantes de todas las facultades de la UBA, deben estar presentes al menos 66 de los 130 delegados de los centros, y esa es la variable que definirá qué congreso, de confirmarse la convocatoria a más de uno, contará con la posibilidad de votar autoridades.

El primer llamado a elecciones fue lanzado el martes por los presidentes de siete de los trece centros de estudiantes de la UBA. La iniciativa cuenta con la firma de los presidentes de los centros de las facultades de Ciencias Económicas, Medicina, Derecho, Ciencias Sociales, Odontología, Agronomía e Ingeniería, que representan a las fuerzas Nuevo Espacio (ex Franja Morada), Nuevo Derecho (socialismo), UES (peronismo), AFO (aliada de Franja), LAI (independientes de derecha) y MLI (independientes de centroizquierda).

“Luego de más de 5 años sin renovar autoridades, y con una federación paralizada, la mayoría de los centros de estudiantes hemos decidió tomar la iniciativa. Los estudiantes nos cansamos del vaciamiento político y económico de nuestra herramienta de organización gremial”, aseguraron esas agrupaciones en un comunicado, y llamaron a sesionar el sábado al mediodía, en Uriburu 950.

Con fuertes críticas a la convocatoria, las organizaciones La Mella, Sur, Estudiantes por la Liberación, Colmena, La Cámpora, Nuevo Encuentro, Megafón, Universidad Futura, CUPP, JP Descamisado, PCCE, Kolina universidad, La Tropilla, La Emergente, Democracias Socialista, Cienfuegos, FANA, La Dignidad y CEPA publicaron un comunicado conjunto, en el que llaman a la unidad para evitar que la radical Franja Morada recupere la conducción de la FUBA, que perdió en 2001. “La única salida que pone por delante los intereses de lxs estudiantes es dejar de lado diferencias y mezquindades, hoy menores, conformando la más amplia unidad. Una unidad que sea capaz de conformar un frente político que le ponga un freno a las políticas de la Franja Morada, el Rectorado y Cambiemos, en sintonía con la lucha que nos ha encontrado en las calles estos años junto a lxs trabajadorxs, el movimiento feminista y los movimientos sociales, como así también en defensa de la educación pública”, aseguraron.

Desde el Partido Obrero, que hoy preside la FUBA junto a La Mella, convocaron “a todas las agrupaciones que se reclaman opositoras del Gobierno y el Rectorado” a “movilizarse para derrotar el intento de copamiento de la FUBA”, y aseguraron que “es fundamental el pronunciamiento de todos los centros y agrupaciones para defender la federación de las garras de Barbieri y Cambiemos, denunciando el congreso trucho”.

El copresidente de la FUBA por La Mella, Adrián Lutvak, aseguró que “el Rectorado pretende que la UBA se arrodille ante los ataques del Gobierno a la educación pública. Para eso, necesitan una federación pasiva que no enfrente de lleno las políticas educativas del macrismo, como lo venimos haciendo. Advertimos que en su afán de quedarse con la FUBA, las agrupaciones del rectorado preparan un fraude, truchando delegados para poder realizar su congreso paralelo”.

Fuente: Inés Fornassero para www.pagina12.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *