Quiero ser médico

La vieja máxima de “mi hijo el doctor” parece haberse transformado con el tiempo en “yo el doctor”. Sobre todo si uno observa cuántos estudiantes se anotaron y comenzaron a estudiar en el CBC de la Universidad de Buenos Aires este año. La facultad de Medicina no sólo es la opción más elegida para seguir los estudios universitarios en la UBA –ya venía siéndolo años anteriores- sino que, además, este año es la que más creció, un 15% de acuerdo a los datos a los que accedió Clarín.

En 2017 habían empezado a estudiar para alguna ciencia médica 14.787 estudiantes, este año fueron 17.004. Sin embargo no parece verificarse el mismo vigor en la graduación. Los últimos datos que tiene la UBA muestran una caída en el número de egresados de la carrera de medicina: en 2014 fueron 1.422 los que se recibieron, en 2015 1.361 y en 2016 1.049, un 25 por ciento menos que dos años antes.

Los especialistas consultados por Clarín explican que la mayor preferencia por la facultad de medicina de la UBA se puede deber a que esa casa de estudios incorporó en los últimos años una mayor cantidad de tecnicaturas y licenciaturas, más cortas y asociadas a una salida laboral más cercana, como nutricionista, podología e instrumentación quirúrgica, entre otras. En total hoy hay seis tecnicaturas y seis licenciaturas en esa facultad, que demandan entre tres y cinco años de estudios, frente a los siete años que dura la carrera de medicina tradicional.

“Que se anota más gente en Medicina no quiere decir que luego ingresen a la carrera toda esa cantidad de jóvenes”, explica a Clarín Carlos Reyes Toso, médico y secretario académico de la facultad de Medicina de la UBA. De hecho, globalmente un 40% de los alumnos que empieza a estudiar en el CBC no consigue pasar al primer año de una carrera.

“La facultad de Medicina de la UBA fue creando tecnicaturas, de 3 años, y licenciaturas, de 5 años, en diversas ciencias de la salud. No son la carrera de medicina, que dura 7 años y es más difícil de seguir para aquel que trabaja. En los últimos 5 años se acentuó la creación de estas carreras más cortas y esto se corresponde con en el momento de más demanda por entrar a Medicina desde el CBC”, dice Reyes Toso.

Otra explicación posible del mayor crecimiento de Medicina es la incorporación de más mujeres a la facultad. Los que estudian esa carrera dicen que hace unas décadas la proporción era de 75% a 25% a favor de los hombres, hoy es al revés. Y esto está fuertemente vinculado a las nuevas tecnicaturas y licenciaturas, afirman. En muchas de ellas, la mayoría es de las chicas, como en el caso de nutrición o enfermería, justamente de las carreras cortas que más estudiantes tiene en este momento.

Nicolás Martínez está cursando el primer año de Medicina y cuenta que hay cursos donde la mayoría de chicas es absoluta. “En Anatomía son casi todas mujeres. Son todas chicas muy jóvenes, de entre 19 y 20 años”, le cuenta a Clarín.

Los registros de abril de 2018 muestran que la carrera tradicional de medicina tiene hoy más de la mitad de los alumnos en la facultad: son 23.343. El resto se reparte entre el resto de las carreras más cortas, pero con un fuerte predominio de enfermería (6.430 alumnos), licenciado en producción de bioimágenes (2.979) y nutrición (2.953).

Otro dato de interés es el gran crecimiento que se dio en la cantidad de estudiantes que ingresaron al CBC en general, a todas las carreras. Este año fueron 58.150, un 10% más que el año pasado, en el que habían ingresado 52.776 alumnos.

Jorge Ferronato, director del CBC, le explica a Clarín que este crecimiento es el mayor de la última década. “El récord histórico está en los años ochenta, cuando volvió la democracia, que entraban cerca de 70.000 estudiantes al Ciclo Básico. El año 1985 fue el de mayor inscriptos, entraron cerca de 80.000 jóvenes a la UBA”, le dice a Clarín.

Tras la carrera de Medicina, le siguen en preferencia otras dos históricas como Ciencias Económicas (entraron 7.584 alumnos este año) y Arquitectura y Urbanismo (6.346 alumnos). La carrera de Derecho (con 5.609 estudiantes ingresantes) este año “recuperó el cuarto lugar” que el año pasado había perdido en manos de Psicología, que este año recibió en el CBC a 5.519 chicos.

Mientras tanto, las carreras de Ingeniería, que hace tres años habían superado por primera vez a Ciencias Sociales en cantidad de incirptos, siguen en alza. Este año tienen 12,7% más alumnosque el año pasado.

Ingeniería sigue en alza y se aleja de Ciencias Sociales

Hace tres año fueron noticia: las carreras de Ingeniería por primera vez habían superado a Ciencias Sociales en cantidad de inscriptos en el CBC Ahora esa diferencia se va ampliando: este año ingresaron 12,7% más alumnos que en 2017 a Ingeniería. Ciencias Sociales, en cambio, creció en un 7%.

Para Jorge Ferronato, director del CBC, esto se debe a diversas iniciativas por parte del CBC y de la misma carrera de Ingeniería. Desde hace dos años, todos los estudiantes del CBC que van a seguir Ingeniería cursan en la misma sede, que es el viejo edificio de Las Heras y Pueyrredón. Los recibe el decano, visitan las cátedras, los laboratorios: es una amplia estrategia para atraerlos y luego retenerlos en la carrera.

El mayor interés por estudiar ingeniería, una carrera vital para el desarrollo del país, se contrapone con otro dato más preocupante: en los últimos 2 años bajó la cantidad de egresados en esas carreras, que hasta 2014 venía subiendo. Por eso, desde el Gobierno ahora buscan articular mejor esas carreras con la secundaria, y que los años de cursada sean menos, con titulaciones intermedias, al estilo de lo que le dio éxito a Medicina de la UBA.

Fuente: www.clarin.com

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *