Queremos cobrar

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) realizó clases públicas frente al Palacio Sarmiento para denunciar que el Ministerio de Educación discrimina a la universidad de Florencio Varela. 

“Qué es eso de universidades por todos lados”. La recordada frase del presidente Mauricio Macri que alertó a la comunidad educativa de las universidades del interior del país, ya se tradujo en hechos concretos. Ciento cuarenta docentes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche no cobraron aún ni un solo peso en lo que va del año. Así lo denunció hoy la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), que responsabilizó a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), encabezada por Danya Tavela, por la falta de los pagos.

Según la CONADU, los docentes afectados ingresaron en 2017 para cubrir vacantes en cinco carreras que comenzaron a dictarse en 2014 y que aún no completaron el ciclo de licenciatura, con lo cual resultan clave para garantizar el dictado de las materias. La UNAJ está ubicada en Florencio Varela, ofrece 21 carreras y tecnicaturas y, si bien estaba en pleno crecimiento –con una matrícula de la cual el 80 por ciento es la primera generación de alumnos universitarios-, los problemas económicos pusieron en jaque su funcionamiento.

Según denunció el secretario general de la Asociación de Docentes, Extensionistas e Investigadores de dicha universidad (ADEIUNAJ), Esteban Secondi, los docentes no sólo no cobraron sus sueldos sino que además tuvieron que “pagar para trabajar” ya que se les exigía tener el monotributo y el pago de Ingresos Brutos al día (el 60 por ciento de los docentes son contratados).

Secondi denunció, en el portal Letra P, que para el Gobierno un pibe de la UBA vale mucho más que uno de la Jauretche”, por lo que consideró que “evidentemente hay una discriminación a la Jauretche”, ya que cuenta con un presupuesto por estudiante inferior al promedio universitario y el panorama para el año próximo es similar.

“Este es uno más de los casos graves que vienen sufriendo las universidades en general, pero sobre todo las más recientes. Por eso vamos a exigir la resolución de estos problemas acuciantes pero también el aumento presupuestario necesario para no retroceder en los derechos conquistados en los últimos años”, advirtió Carlos De Feo, secretario general de CONADU.

Fuentes de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación (SPU), por su parte, deslindaron cualquier responsabilidad acerca de la falta de pago a los docentes movilizados y responsabilizaron a la Jauretche por la designación de nuevos cargos, cuyo costo, en virtud del “respeto total y absoluto por la autonomía universitaria (…) es potestad absoluta y total de los Consejos Superiores de cada universidad”.

Las mismas fuentes sostuvieron que la UNAJ “obtuvo un crecimiento presupuestario entre los años 2016, 2017 y 2018 (sic) que incrementó su presupuesto, prácticamente, en 200 millones, con los que podría haber cubierto el pago de salarios, pero, evidentemente, ha tomado otra decisión”.

La jornada de protesta de los universitarios se extenderá hasta el próximo jueves 9, a las 11, cuando las federaciones docentes, estudiantiles y las agrupaciones de científicos confluirán en el Congreso para exigir un aumento integral del presupuesto destinado a las universidades, la ciencia y la tecnología, que revierta el desfinanciamiento estructural que viene imponiendo el Gobierno Nacional.

Fuente: www.pagina12.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *