No al achique

Dos rectores matizaron los dichos de Mauricio Macri sobre el costo de las universidades para las arcas públicas. Llamaron a analizar caso por caso y reclaman más fondos para el presupuesto 2018.

Durante su discurso de esta semana en el Centro Cultural Kirchner, Mauricio Macri puso el acento en el gasto público y focalizó en las universidades. Consultados por Página/12, dos rectores mostraron sus diferencias con las palabras del Presidente, al tiempo que recordaron que el sector reclama más fondos para el año próximo y funcionan casi al límite.

Sandra Torlucci, rectora de la Universidad Nacional de las Artes, afirmó que “en nuestro caso hay una curva en ascenso” respecto de la cantidad de estudiantes que ingresan y los que se gradúan en esa casa de altos estudios. Así, deslindó los dichos de Macri, quien afirmó que hubo “un incremento de un 30 por ciento” en la planta docente universitaria “que no se condice” con la cifra de 13 por ciento de graduados durante el mismo período.

“Para tener esos datos que dijo el presidente habría que consultar los anuarios del ministerio de Educación”, puntualizó Torlucci, quien también pintó un panorama muy diferente respecto del ajuste pedido por Macri en relación al “esfuerzo de las universidades para que asignen de manera más eficiente los recursos para mejorar su desempeño y contribuir entre todos a reducir el gasto público”.

Según la rectora, “en nuestro caso estamos cubriendo con lo justo el dinero para sueldos, que representa el grueso del presupuesto”, mientras que la UNA está hoy con los números en rojo en materia de gastos corrientes. “Nos falta para infraestructura y mantenimiento”, dijo. También se suman los tarifazos y los aumentos previstos que aparecen como nubarrones en el horizonte con los números que manejan.

Pero hay más: a la UNA le faltan nueve sedes en el ámbito metropolitano, lo cual se traduce en un faltante de aulas. “Tenemos la carrera de Restauración, y se supone que deberíamos tener un laboratorio para los estudiantes, pero no lo tenemos”, explicó Torlucci. También criticó que Macri se refiriera al presupuesto educativo como parte del gasto público. “Ahí tenemos un error de concepción. Yo no veo que el presupuesto en Educación sea un gasto, es una inversión”, remarcó y advirtió que en las actuales condiciones un recorte sería letal.

Por su parte, Rodolfo Tecchi, rector de la Universidad Nacional de Jujuy, también habló con este diario y manifestó que “Educación no es uno de los rubros con mayor crecimiento en el presupuesto 2018”, lo cual ha motivado el reclamo por más dinero.

Tecchi, que además de conducir la universidad de Jujuy es titular del Consejo Interuniversitario Nacional, que agrupa a los rectores de todas las universidades nacionales, adelantó que “la semana que viene tendremos una reunión con legisladores por el tema presupuestario”. En el proyecto girado al Congreso, se prevén fondos por 103 mil millones de pesos para las casas de altos estudios.

“Faltan 7 mil millones más para poder cubrir gastos”, estimó. A su juicio, los cosos de mantenimiento, que crecieron junto a la inflación, tornan muy dificultosa la administración sin ese dinero que reclaman.

Con todo, Tecchi, se mostró cauteloso respecto de los dichos de Macri. “Hay casi 60 universidades en el país, algunas con muy pocos años, otras ya consolidadas, así que no creo que se pueda generalizar sobre el manejo de todas”. Consideró que fue “un comentario general” y que habría que ver “caso por casos”, dado que “depende de cada una cómo se manejan y la eficiencia puede ser variable”.

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *