Un paro bajo amenaza

Al igual que en la provincia, el macrismo amenazó con sanciones a los maestros que adhieran a la huelga en reclamo de una mejor oferta salarial. Malestar entre los docentes por la decisión de excluir a Idiomas extranjeros de la Dirección de Educación Primaria.

Ante el nuevo paro que realizarán mañana (11/7/17) todos los sindicatos de maestros de la Capital, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, salió a amenazar a los docentes que adhieran a la medida: dijo que se les descontará el día del sueldo. La huelga será acompañada de una movilización que partirá a las 11 desde el Ministerio de Educación porteño, ubicado sobre Paseo Colón, hasta la Legislatura. Eduardo López, secretario general de UTE-Ctera, adelantó que reclamarán ante la Justicia que no les descuenten el día. Si bien el reclamo central de los maestros es un aumento salarial –en medio de una paritaria estancada por la falta de mejoras en la propuesta oficial–, entre los docentes crece el malestar por la política educativa del macrismo, a la que en los últimos días se sumó la decisión de excluir al área de Idiomas Extranjeros de la Dirección de Educación Primaria.

La próxima reunión paritaria está prevista para el jueves y las próximas dos semanas son de receso invernal, por lo que no habrá actividad escolar. Los gremialistas ya avisaron que si la paritaria no avanza, las medidas se profundizarán. El gobierno porteño propone un 19 por ciento de incremento salarial y los gremios docentes rechazan la oferta.

“Es un paro sindical, son los sindicalistas los que llaman al paro, no los docentes”, dijo ayer la ministra Acuña, intentando correr el eje de la discusión. Para la funcionaria porteña, los maestros “sacaron de la galera” la huelga. También se refirió al “diálogo” que el gobierno dice impulsar, pero que los docentes denuncian que no es tal, y dijo que “las mesas siguen abiertas desde febrero”.

“Vamos a ir a la Justicia a reclamar que no descuenten el día de paro, porque lo que pedimos es una nueva paritaria, que mejore la propuesta del 19 por ciento que nos cerraron por decreto en marzo”, dijo a PáginaI12 el secretario general de UTE-Ctera. Los gremios ya habían realizado dos pedidos de reunión en marzo y mayo, pero el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta nunca respondió.

Mañana, la jornada constará de un cese de actividades por 24 horas y una movilización, a las 11, que saldrá desde la cartera de Educación local hasta la Legislatura porteña, donde además de protestar por un aumento salarial, los docentes exigirán un aumento del presupuesto educativo, ya que la infraestructura de las escuelas cada vez se encuentra peor.

López explicó que la supuesta oferta del 21,5 por ciento que les harían el jueves tampoco alcanza. “Nos enteramos por los medios de comunicación –afirmó– de la oferta que supuestamente nos van a hacer, porque no nos han mandado ningún papel escrito hasta el momento confirmándolo.” Igualmente, de ser el monto de la oferta, el secretario general de UTE ya avisó que lo rechazarán: “En Buenos Aires firmaron por encima del 27 por ciento, a los universitarios en la última reunión les ofrecieron 26 puntos y medio, pero a nosotros nos tienen con el 19 y hablan de un 21,5. Es insostenible”.

La bronca asciende cuando los docentes comparan los aumentos que el gobierno porteño impulsa en otras áreas como autopistas (80 por ciento), subtes (66) y ABL (30). Desde UTE remarcan que Capital es “el distrito más rico del país” y, sin embargo, provincias con menos recursos han firmado aumentos muy superiores.

“Acuña dice que nos van a descontar a nosotros cuando los chicos no van a clases por el paro, pero por la falta de docentes que hay en la ciudad, de los cinco días de la semana hay uno que los chicos pierden por no tener maestros frente al aula”, detalló López, e ironizó: “Deberían descontarle del sueldo a Larreta”.

Sobre el traspaso del área de Idiomas extranjeros de la Dirección de Educación Primaria a la Dirección de Planeamiento, López dijo que es “una barbaridad”. “Los supervisores curriculares de idiomas son docentes con trayectoria, que han ido ascendiendo en la carrera docente para estar allí”, explicó, y remarcó que este cambio es “una intromisión del poder político en la carrera docente”, además de “no cumplir con el estatuto, porque hay una carrera docente donde se asciende atravesando los peldaños inferiores”. “Ahora a esa cúspide se la saca y se pone a dedo a personas que pueden no haber dado una clase en su vida. Son quienes se encargarán de gestionar los currículums, plantas, designaciones y ascensos.”

Fuente: www.pagina12.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *