Paro universitario

En el marco de un plan de lucha que ya cumple tres meses, los docentes universitarios tendrán su sexta reunión paritaria el próximo jueves, cuando se reúnan con los funcionarios de la Secretaría de Políticas Universitarias. Las expectativas son “nulas”, admiten públicamente los dirigentes gremiales. Por eso, las federaciones docentes convocaron a una huelga toda la semana que viene, desde el lunes 8 hasta el sábado 13, una medida de fuerza                                  inédita en la última década. Las jornadas de paro incluirán clases públicas y los organizadores esperan darle “un golpe a la política de ajuste del macrismo”. Las protestas continuarán el martes 16, con una nueva marcha federal universitaria, desde Congreso hasta Plaza de Mayo, con la participación de estudiantes, no docentes y científicos. Mientras, esta semana, las federaciones Conadu y Conadu Histórica realizarán actos en la Universidad de Cuyo, en Mendoza, en rechazo al intento de las autoridades locales de descontarles los días de paro a los docentes.

“No tenemos ninguna expectativa, el ministerio a lo sumo dará una propuesta que se acerque al 21 o 22 por ciento, como a los no docentes; algo que vamos a rechazar de plano, con el mandato del último plenario de secretarios generales que nos avala”, adelantó a PáginaI12 Carlos De Feo, secretario general de Conadu. De Feo agregó que “después de media docena de reuniones no avanzamos nada, sería una sorpresa que haya algo”.

La última oferta que llevó la SPU fue un 18 por ciento de aumento en tres cuotas, más un 2 por ciento en concepto de jerarquización docente. La primera cuota de esa propuesta era de seis puntos, menos que la inflación del primer trimestre según el Indec. Por si fuera poco, la última cuota se cobraría en 2018. Los docentes exigen un 35 por ciento de aumento salarial, 25 puntos por la proyección de inflación de este año y otros 10 en compensación por el poder adquisitivo perdido el año pasado.

“No creemos que el Gobierno se mueva de su propuesta, y menos antes de que (la gobernadora María Eugenia) Vidal resuelva el conflicto docente en Buenos Aires. Nos lo han dicho los mismos funcionarios”, aseguró a este diario Antonio Roselló, secretario adjunto de Conadu Histórica. “Nosotros rechazamos –enfatizó– el 22 por ciento que ha firmado la Fatun (federación gremial de los no docentes), nos parece totalmente insuficiente, eso no cubre en su primera cuota la inflación que publicó el Indec.” Los gremios de base de la Conadu Histórica realizarán hoy asambleas en sus universidades, donde discutirán cómo actuar la semana que viene, la modalidad de las protestas, clases públicas y otras actividades.

La huelga de la próxima semana es convocada por Conadu, Conadu Histórica y Fedun (la única federación de docentes universitarios que no se sumó a la medida es la que agrupa a los profesores de UTN, Fagdut, que no obstante adhirió a los reclamos). La última vez que todos los gremios universitarios pararon una semana completa fue en 2005, según recordaron los dirigentes.

“El Gobierno tiene una política privatista de la educación –afirmó De Feo–, quiere trasladar todo al mercado. En esa línea, los sindicatos y el movimiento estudiantil que los enfrenta son un obstáculo, por eso buscan borrarnos. Si el Gobierno realmente quiere elevar el nivel educativo, debería pagarnos salarios dignos a todos los docentes, en vez de querer ajustar.”

Fuente: Gastón Godoy para www.pagina12.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *