Por los resultados, Juan Carlos Tedesco*

3Las explicaciones sobre lo sucedido con las pruebas PISA deben darlas los involucrados nacionales e internacionales. No es la primera vez que se comprueban errores muestrales -nunca de tanta magnitud- en su administración. Vale recordar los problemas de comparabilidad entre los universos usados en las PISA de Brasil en 2000 y 2009.

Este problema también fue encontrado en otros países y altera el significado de las eventuales mejorías de desempeño anunciadas por los responsables de las pruebas. Frente al significativo impacto político de la difusión de los resultados, corresponde preguntarse sobre si no llegó la hora de evaluar a los evaluadores.

Más allá de esta discusión, el problema radica en la sobredimensión del debate sobre la medición de resultados en la agenda sobre políticas educativas. Nadie puede genuinamente poner en duda la importancia de la evaluación como instrumento para la toma de decisiones. Pero es necesario asumir que el problema educativo argentino no es cuánto, cuándo ni cómo medir, sino cómo mejorar los resultados. La información disponible de pruebas internacionales, nacionales o locales que se aplican desde hace décadas, nos brindan un diagnóstico que permite definir políticas públicas urgentes. El contenido de éstas debería estar en el centro del debate, en lugar de la discusión sobre las pruebas.

Abrir la discusión sobre las modalidades de universalización de la educación inicial; la transformación del secundario; la formación, carrera y las condiciones de trabajo de los docentes; la incorporación de las tecnologías de la información a la primaria y secundaria; las metodologías para mejorar la enseñanza de la lectoescritura; las ciencias exactas y naturales, y los valores ciudadanos, entre otros, es una necesidad urgente.

Este debate permitirá, incluso, definir con mayor precisión qué deberíamos medir. Tal vez la elaboración de un plan decenal de educación discutido socialmente antes de ser presentado al Congreso pueda ser un camino para avanzar en este desafío que tenemos por delante, y que es el único que puede garantizarnos mejores resultados en las pruebas.

-Ex-ministro de Educación de laNación
Fuente: www.lanacion.com.ar
Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *