De las tomas a las calles

Toma-Colegios

Delegados estudiantiles anticiparon a la prensa que durante esta semana (30/09/13 al 04/10/13) dejarán de lado las tomas porque consideran que lograron su objetivo de llamar la atención mediática y volcarán su protesta a las calles. Planean presentar un proyecto de ley.

Estudiantes secundarios levantarán hoy las tomas en los nueve colegios que permanecían ocupados y anunciarán un nuevo plan de lucha, con movilizaciones y cortes de calles. Según los jóvenes, “el proceso de toma está acabado porque se logró la mediatización del

conflicto”, y ahora impulsarán un proyecto de ley para discutir cuál es la nueva escuela secundaria que ellos quieren.

“Mañana (por hoy) levantamos la toma y vamos a llamar a los otros colegios a hacer lo mismo. Tenemos que volver a salir a la calle con cortes y movilizaciones. Ya hay un proceso de toma acabado, logramos que se mediatice el conflicto y mañana (por hoy) a las 19 haremos una conferencia de prensa en el Pellegrini para anunciar las próximas medidas”, explicó a Página/12 Santiago Galindo, secretario de Finanzas del Centro de Estudiantes del Normal Superior Nº 1 en Lenguas Vivas.

Galindo también se refirió a lo resuelto en la reunión del sábado de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) en el Lenguas Vivas. “Votamos que se presente un proyecto de ley para tener jornadas resolutivas en la escuela y discutir qué cambio queremos nosotros en la currícula. No estamos dispuestos a que se saque Historia o Geografía, ni que se termine con el bachillerato pedagógico o que nuestras orientaciones no tengan validez nacional.”

En tanto, alumnos de los colegios Carlos Pellegrini, Mariano Acosta y Nacional de Buenos Aires ya habían terminado con las ocupaciones el viernes, después de mantener la toma durante doce días.

Sin embargo, el presidente del centro de estudiantes del Nacional de Buenos Aires, Nicolás Cernadas, adelantó que la lucha del alumnado continuará y también anunció otro tipo de protestas para los próximos días. “Esta semana haremos un corte de calle. La otra, un corte de calle unificado. Y la otra semana, una marcha masiva”, detalló el delegado estudiantil.

En este sentido, subrayó que ninguna autoridad educativa de la Nación o de la Ciudad se había contactado con ellos, si bien los funcionarios se habían comprometido a retomar el diálogo una vez que se levantaran las tomas.

Por su parte, autoridades del Colegio Nacional de Buenos Aires analizarán hoy la situación de los cinco estudiantes acusados de deteriorar la iglesia San Ignacio de Loyola, la más antigua de la Ciudad, conectada a través de túneles con el establecimiento educativo.

El rector del Nacional, Gustavo Zorzoli, no descartó la posibilidad de expulsar a los responsables, una medida extrema y discutible en el plano docente, aunque destacó que no considera que quienes hayan participado de la toma deban perder la condición de alumnos.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, se mostró a favor de que los estudiantes se expresen. “Los chicos tienen derecho a opinar, pueden expresarse sobre la reforma. Si los jóvenes a los 16 años están capacitados para votar también pueden opinar sobre un plan de estudios. La discusión sobre programas y sobre la secundaria siempre es legítima, nosotros abogamos por la participación de los chicos”.

Sileoni fue más allá y apuntó a los funcionarios de la Ciudad respecto de la decisión de aplicar antes de 2016 –plazo límite– la nueva secundaria. “Hay provincias que ya están con el proceso cerrado de modificación de las orientaciones en las escuelas secundarias y una gran cantidad que lo están discutiendo. El plazo que nacionalmente hemos consensuado es 2016, si hay jurisdicciones que entienden que debe haber otro plazo, es una cuestión propia. No se le puede atribuir al Consejo Federal la decisión de un plazo anterior”, manifestó.

Por otro lado, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aseguró que las tomas de colegios en rechazo a la reforma educativa en la Ciudad “alejan a los alumnos y a los padres de las escuelas públicas”.

“El sistema de tomas aleja a los padres y a los alumnos de la escuela pública. Hay todo un desafío pendiente con la educación pública. Las mediciones dicen que cada cuatro alumnos que ingresan, dos no terminan y sólo uno comprende textos. Esto es una estafa monumental, porque un padre lleva a su hijo al colegio confiando que se lo van a educar y sólo uno de cada cuatro lo logra y en algunas zonas es peor. Es lo más inequitativo y lo menos inclusivo que hemos tenido”, afirmó, pese a que su gobierno fue denunciado repetidas veces por el deterioro permanente de la escuela pública.

En cuanto a quienes lideran la toma, Macri opinó que “siempre hay un grupo minoritario de jóvenes que creen que de esa forma reivindican su militancia, lo que es una lástima porque justamente es un forma de no favorecer la educación pública”.

El jefe comunal también señaló que el titular de la cartera educativa de la Ciudad, Esteban Bullrich, “es el ministro más dialoguista de toda la historia” y remarcó que las conversaciones con los estudiantes p

orteños para destrabar el conflicto “siguen abiertas”.

Fuente: www.pagina12.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *