Los dibujos de Oren llegan a Buenos Aires

Oren Jai Domfrocht es un niño tucumano especial, pues tiene ocho años, padece autismo y ha potenciado un talento con el que asombra: el dibujo.

Está en la Casa de Tucumán en Buenos Aires (Suipacha 140, CABA) con una muestra de un centenar de sus dibujos y el próximo viernes –10/8/12- será declarado “Niño Ilustre de la Ciudad”, por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán.

“Dibuja sin copiar; solo usa su memoria que, al parecer, es extraordinaria. Le bastan 20 segundos para fijar una imagen en su mente”, según explicó su padre, Manuel Domfrocht.

La exposición en la Casa de Tucumán en Buenos Aires fue presentada por el psicólogo Claudio Hunter Watts, uno de los fundadores y coordinador terapéutico del Instituto San Martín de Porres, del cual es alumno regular el niño Oren Jai Domfrocht.

El Instituto San Martín de Porres, ubicado en la localidad bonaerense de Isidro Casanova y con una filial en San Miguel de Tucumán, es una cooperativa de profesionales de la salud mental y la educación especial dedicada a la educación, tratamiento y socialización de autistas.

Los trabajos de Oren, que ya fueron expuestos en Tucumán hace un mes, son ahora llevados a la Casa de Tucumán en Buenos Aires. Allí se inaugura una muestra con 17 cuadros de gran tamaño que contienen alrededor de 100 dibujos de animales y autos realizados en distintos momentos de la vida del pequeño artista. “Hemos recibido una invitación del Ministerio de Asuntos Sociales de la Nación para exponer en la Capital y, la verdad que estamos muy emocionados”, señaló Manuel Domfrocht, papá de Oren.
Según contó, ver trabajar al niño es realmente asombroso. “Dibuja sin copiar; solo usa su memoria que, al parecer, es extraordinaria. Le bastan 20 segundos para fijar una imagen en su mente cada vez que ve una revista o un libro. Y, más tarde, cuando tiene ganas, chequea todas las imágenes que almacenó y se lanza a dibujar aquella que le apetece”, comentó.
Manuel se emocionó hasta las lágrimas cuando recordó que la primera palabra que pronunció su hijo a los cinco años fue “hipocampo”. “Para nosotros escucharla fue maravilloso porque eso significaba que él por fin quería comunicarse con nosotros”, sentenció Manuel.
Pero, en rigor, Oren está comunicándose todo el tiempo a través de los dibujos. “Está constantemente en actividad. No descansa”, dijo.
Tal vez por esa intensa actividad y su arte asombroso, el pequeño de nueve años será declarado el viernes, a las 11, en la sede de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, “Niño ilustre de la ciudad”. “Nosotros solo queremos que él sea feliz y que su arte lo ayude a conseguir su lugar en el mundo”, apuntó Manuel.

Fuente: www.porres.edu.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *