Rediseñan en China los almuerzos escolares

El gobierno intenta dar una respuesta frente a las quejas por serias fallas en el programa de alimentación escolar para zonas rurales de bajos recursos.

Las autoridades educativas de China han identificado ocho formas en que puede se mejorar el programa de almuerzos escolares gratuitos, que se ha visto afectado por una serie de casos de intoxicación alimentaria y quejas sobre deficiencias en la calidad.

Durante una reunión el martes en Pekín sobre el programa de nutrición escolar del gobierno, el viceministro de Educación, Lu Xin, dijo que las autoridades locales deben dar prioridad al auto-monitoreo y control, y agregó que las autoridades centrales también llevarán a cabo inspecciones exhaustivas.

También es necesario implementar planes operativos, así como mejorar la formación y orientación.

Lu también llamó la atención sobre el tema de la creación y gestión de comedores escolares, y agregó que la publicidad es necesaria para asegurar que la información siga estando disponible para el público.

En la reunión también se discutió acerca de la capacidad de los gobiernos locales para hacer frente a las emergencias alimentarias. Si ocurre una emergencia, las autoridades provinciales están obligadas a dirigirse al lugar inmediatamente.

Lu dijo que se debe mejorar la comunicación para que los administradores puedan compartir sus experiencias.

Deng Fei, fundador del movimiento de caridad Almuerzos Gratis para los Niños, asistieron a la reunión, que consideraron como un canal de comunicación entre las autoridades y las organizaciones no gubernamentales.

“Sin embargo, yo preferiría ver más organizaciones no gubernamentales que participen en el plan”, dijo Deng, quien agregó que los padres son el grupo que tiene la motivación más fuerte para mejorar la nutrición de sus hijos.

“Si las escuelas tuvieran un sindicato de padres que supervisen el presupuesto o compren alimentos, las autoridades educativas podrían ahorrar mucho”.

Yuan Guilin, profesor de la Universidad Normal de Pekín, sugirió que las autoridades centrales deberían construir cocinas en lugar de subsidiar los alimentos.

“En lugar de vigilar el proceso de compra, ¿por qué no construir una cocina estándar y contratar a cocineros profesionales?”

El proyecto de nutrición se inició en octubre del año pasado con el objeto de mejorar la alimentación de los estudiantes en las zonas rurales.

El gobierno central gasta cerca de 16 millones de yuanes (2,5 millones de dólares) al año para mejorar las condiciones de los comedores escolares en las zonas pobres, y el programa ha beneficiado a cerca de 26 millones de estudiantes de primaria y secundaria en casi 700 municipios. Los estudiantes reciben de forma gratuita un almuerzo diario por el valor de 3 yuanes.

Sin embargo, los informes de los medios de comunicación han puesto de manifiesto muchos problemas en el funcionamiento del proyecto, incluyendo casos de intoxicación y la falta de instalaciones.

El 3 de mayo, el Ministerio de Educación pidió en su sitio web oficial que el público supervise el funcionamiento del programa de nutrición escolar y exigió que las autoridades locales se centren en la seguridad alimentaria.

De acuerdo con la agencia de noticias Xinhua, las autoridades centrales recibieron 19 llamadas y 81 correos electrónicos entre el 15 de marzo y el 1 de mayo. Algunos se quejaron de que ninguna de las comidas gratis prometidas fue proporcionada, mientras que otros dijeron que la comida era de baja calidad.

Las autoridades se han comprometido a verificar la respuesta del público y resolver los problemas, informó Xinhua.

Fuente: China Daily

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *