¿Hay que prepararse para el test psicológico en la entrevista de trabajo?

Aplicados de manera correcta y por el profesional idóneo, las empresas suman estas preguntas que sirven para medir aquello que no es posible advertir a través de otros recursos. Desde el portal Trabajando.com señalan que lo esencial para responder correctamente y quedarse con el puesto es dejar de lado el temor y contestar siempre con la verdad

La situación pone nerviosos a muchos, profesionales o no. Llegado el momento, currículum en mano, la entrevista de trabajo puede incluir un test psicológico. ¿Es mejor llegar preparado para esa instancia?

Algunos indagan sobre estos test para intentar dar las mejores respuestas. Sin embargo, cometen un grave error porque las respuestas dependerán del perfil que requiera la empresa, que es diferente para cada cargo específico; algunos necesitan personas más extrovertidas, otros más proactivas o que sepa seguir órdenes.

En definitiva, no existe una única respuesta correcta y esa es la primera advertencia a quienes están atravesando este proceso.

Según un informe elaborado por Trabajando.com, lo esencial para responder correctamente es dejar de lado el temor que causan los test psicológicos y contestar siempre con la verdad.

Además, no debe olvidarse que estas pruebas son sólo un complemento y que lo más probable es que la decisión se tome en base al diálogo previo, que comúnmente es la parte inicial de una entrevista de trabajo.

El Gerente General de Trabajando.com Argentina, Pablo Molouny, explica ante esta situación: “Los test miden habilidades y aptitudes, los primeros analizan estructuras de personalidad, inteligencia, manejo verbal, manual, etc. En cambio los segundos, analizan las características de la personalidad, como la persona interpreta o reacciona a ciertos estímulos frente a determinadas circunstancias. Esos factores son los más comunes en la aplicación de estas pruebas”.

Desde el portal destacan esto ya que es probable que esas mismas habilidades y aptitudes arrojadas en los test sean las que necesitarás para desempeñar de manera óptima el cargo para el cual te postulás.

Es por ello que mentir o dar una respuesta aprendida podría, en algún momento si quedás en el puesto, jugarte en contra si realmente no existen; incluso el seleccionador podría advertir a través del mismo test que estás intentado manipular las respuestas.

“El seleccionador también debe tranquilizar y dar confianza al postulante, principalmente para que los nervios no le jueguen en contra y pueda responder con naturalidad el test correspondiente”, señala Pablo Molouny.

En definitiva, frente a un test psicológico lo mejor es no sobre-exigirse y responder de la manera más honesta y natural posible. Si no quedás seleccionado es simplemente porque tu perfil no se adaptaba al cargo que se requería, pero eso no debe desanimarte, porque para cada profesional hay un trabajo acorde.

Fuente: www.universia.com.ar

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *