Una fundación captará universitarios brillantes para la docencia*

La Fundación Empieza por Educar elegirá a una veintena de graduados universitarios o profesionales brillantes, les formará y enviará durante dos años a dar clase a centros públicos y concertados de la Comunidad de Madrid. Es el primer paso de un proyecto que quiere emular en España el éxito de sus precedentes en otros países (Teach for America en Estados Unidos o Teach first en Reino Unido, entre otros). La intención es que esos profesionales brillantes sean capaces de causar “un impacto real” en los alumnos de secundaria a los que enseñen, proponiéndoles “objetivos ambiciosos y que los niños crean que son capaces de alcanzarlos”, explica el director del proyecto, Javier Roglá.

Esa es la meta principal, insiste Roglá, aunque en el camino los participantes desarrollarán unas capacidades pedagógicas y de dirección y un compromiso con la educación tanto si continúan después la carrera docente como si se dedican a otras profesiones vinculadas a la política, a los negocios, o a la banca. Y desde estas posiciones, también contribuirán “a cambiar la educación”, dijo la semana pasada, durante la presentación de la iniciativa, la presidenta de la fundación, Ana Patricia Botín.

Proceso de selección

Los participantes, que recibirán una amplia formación y un sueldo, “deberán dedicar unas 60 o 70 horas semanales, entre clases, formación y preparación”, explica Roglá. Solo podrán solicitar la formación aquellos graduados y profesionales que cumplan las condiciones académicas para matricularse en un máster de formación de profesorado de secundaria. Quienes deseen participar deben inscribirse a partir del próximo en la página web de la fundación (www.empiezaporeducar.org) y pasar posteriormente un exigente proceso de selección.

En Estados Unidos, donde nació esta iniciativa hace 20 años, ya han pasado por el proyecto

20.000 personas desde entonces. En ella participó, por ejemplo, Michelle Rhee, que ha levantado recientemente amores y odios a partes iguales tras su paso por el Ayuntamiento de Washington como responsable de educación. En Reino Unido comenzó hace ocho años, y el hijo del exprimer ministro británico Tony Blair, Nicky, ha sido una de sus profesores.

*www.elpais.es

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *