Revoluciones reales e imaginarias, por Daniel Naszewski*

Hola gente, amigos y no tan amigos. Olviden casi todo lo que aprendieron (sólo quédense con lo verdaderamente importante y sustancial). Think Different. Aprendan a aprender de nuevo. Todo lo que saben está en plena revisión, cuestionado, inseguro, desdibujado, bajo la lupa, en plena construcción y destrucción creadora.

De regalo de Reyes, Paltrow me trajo una Kindle, que es una pequeña tabla digital muy liviana que suplanta a una biblioteca entera y se nutre de los e-books que venden sitios como Amazon.com, Barnes & Noble y otros tantos más que están apareciendo aquí y allá. La llevo a la playa, a las escalas técnicas, a una confitería, a cualquier lugar, para leer un libro (novela, ensayo, ciencia, todo lo que encuentre) que puedo “bajar” comprándolo en el ciberespacio y que me llega en no más de un minuto hasta la “Tablet”. Maravilloso. ¿Será esa la verdadera revolución, y no la que prometen hace décadas, años, siglos, los progresistas franceses y sus descendientes latinos? No sé que diría el señor Gutemberg si lo viera, pero cuando menos le daría un ataque de envidia rabiosa, o de asombro fenomenal y admirativo por ver cómo siguió lo que él empezó hace siglos, en una revolución anterior.

Amigos y no tan amigos, el mundo que conocemos ya no es el mismo, como “nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”, Pero no se asusten, posiblemente será mejor. Todo está cambiando. Vivimos una revolución tecnológica maravillosa. Desde la imprenta de Gutemberg hasta la Tablet de Amazon hay un abismo. Desde el mundo que empezó a construir Bill Gates en un garaje hasta la IPad de Apple hay otro abismo. Y en el medio estamos nosotros, los seres humanos, que hoy lo tenemos todo para comunicarnos.

La pregunta del millón es si usaremos este maravilloso acceso a nuevas las formas comunicarnos para acercarnos o,  paradójicamente, para alejarnos más y más. Sencillito, como diría Paltrow, que me espera en el skype para contarme qué significa que el Don Jones haya llegado otra vez a los 12.000 puntos, y para contarme que en el IV trimestre la economía de los iúesei creció 3,2% anualizado, mientras los Roubinis del mundo se tuvieron que guardar sus pronósticos apocalípticos de los últimos dos años que anunciaban una crisis como la de los años ’30.

 

¿Vos preferís Kindle o IPad?

 

 

 

Un abrazo, me vuelvo al ciberespacio, adonde me esta esperando Patricia Paltrow para tomar una Guaraná fresca, y hasta la Victoria Secret

*danmarir@fibertel.com.arhttp://www.atlas.org.ar/

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *