“Confío en que habrá una ”ley Sinde”, por Iker Seisdedos*

Con la ley antidescargas que lleva su nombre en el aire, pendiente de su rescate en el Senado tras el sonoro batacazo en el Congreso, la ministra habla del proceso de negociación, de la revuelta digital y de la reacción de los creadores.

“No sé por qué tiene que haber más jueces en el proceso”

“El ataque sufrido por Bosé, Alejandro Sanz o De la Iglesia es intolerable”

“No dimitiré. Que no se apruebe la norma no tiene que ver con mi gestión”

“Un día antes de la votación, ya pensaba que no saldría”

“La piratería preocupa a EE UU, no creo que estén muy contentos”

“El Rey me aconsejó que no hay que gobernar según lo que diga la prensa”

Pregunta. A falta de una semana para finalizar el año, ¿puede asegurar que habrá una ley Sinde?

Respuesta. Confío en que sí.

P. ¿En qué términos?

R. Espero que se parezca mucho al modelo propuesto por el Gobierno. Lo encuentro bastante equilibrado.

P. ¿Hasta dónde estarían dispuestos a atenuar la ley para sacarla adelante?

R. No puede quedar desnaturalizada. El plazo del tiempo es, por ejemplo, importante, porque es una vulneración masiva que no atiende a fronteras. Los periodos de tiempo son muy cortos en el lanzamiento de un disco, una película o un libro electrónico… No puede dilatarse durante años.

P. Rubalcaba ha declarado que si no hay ley Sinde, saldrá otra…

R. Claro.

P. ¿Qué tipo de ley? ¿Más descafeinada?

ernativo de un modo legal, se tiene que ir a lo ilegal. Puede ser cierto en el caso de la literatura o el cine, pero no en el de la música. El motivo de que no se haga una reconversión industrial tiene que ver con que no haya una ley que proteja los contenidos.

P. Hoy por hoy no se puede ver una película en streaming legalmente en España.

R. Porque los inversores no se animan en este panorama.

P. Panorama que usted definió en una charla con periodistas como el Salvaje Oeste.

R. Aún no han llegado las leyes. Están por resolver conflictos de convivencia en la Red.

P. ¿Quiere decir que somos un país de piratas?

R. Hemos tenido un desarrollo muy rápido de las tecnologías, que no se ha visto reflejado en otros ámbitos. Hay que hacer un encaje, y no va a ser fácil.

P. Se ha empezado tarde.

. Se ha empezado cuando se ha podido y cuando la necesidad social lo ha reclamado.

P. Sus antecesores fueron más cobardes que usted…

R. [Piensa] Intentaron campañas que no parecían eficaces.

P. ¿Si no se aprueba la ley, dimitirá?

R. No dimitiré. Que no se apruebe la ley no tiene que ver con mi gestión, tiene que ver con el equilibrio y el proceso parlamentario. Si dimitiese, significaría que no creo en el proceso democrático.

P. ¿En el fracaso de la ley Sinde no hay ninguna responsabilidad política de Ángeles González-Sinde?

R. En absoluto.

P. Cambiada la ley para salvar el trámite del Senado… ¿Será una ley que satisfaga al mundo de la cultura e incendie pavorosamente la Red?

R. El mundo de la Cultura ha visto de tal manera perjudicada su propia existencia que va a estar muy vigilante.

P. No ha respondido a si la Red se volverá a incendiar…

R. Quienes tienen intereses en la Red y se ganan la vida con esos negocios paralelos que no tributan ni cotizan a la seguridad social ejercen un tipo de economía sumergida que no es el modelo que socialmente me parece más interesante en estos momentos de crisis económica.

P. ¿Cree que los internautas amedrentaron con su rebelión a los políticos?

R. Creo que votaron siguiendo otros intereses electorales. En cuanto a los que montan esos líos en Internet, son gente que tiene mucho poder y que se revuelve en defensa de sus intereses. Dominan la tecnología más que otros agentes, de eso no hay duda. Mientras, los sectores de la cultura, se ha dicho que han tardado en contestar.

P. Entonces han tardado…

R. Lo han hecho cuando lo han considerado necesario.

P. Que ha sido tarde…

R. A juicio de algunos, sí.

P. ¿Y a su juicio?

R. No. Están en una situación de fragilidad. Las organizaciones empresariales de la cultura son muy débiles. Su capacidad de organización es muy distinta, pero su voz es muy escuchada.

P. ¿Cómo definiría las tácticas de los internautas?

R. Si pensamos en que bloquean las páginas que dan servicio a los ciudadanos, no parece muy buena idea. Si has querido solicitar una beca a lo largo de esta semana y has necesitado descargarte el formulario y no te has podido acercar al ministerio porque vives fuera de Madrid, no has podido hacerlo. Y para eso sirve la Red, para que una persona que vive en un pequeño pueblo de Extremadura tenga la misma igualdad de oportunidades. No me parece muy democrática impedirlo.

P. No pensará que un pobre chico de Extremadura se ha quedado sin su beca en Nueva York por la acción de los internautas.

R. Si había plazos que se cumplían esta semana, sí. El chico de Extremadura o el que va a venir a ver una exposición en el Museo del Traje de Madrid y no ha podido ver los horarios.


Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *