Las tomas siguen en Sociales y Filo, por Adrián Pérez*

Los reclamos por más presupuesto llevaron a la ocupación estudiantil de dos facultades de la UBA. En Filo, el consejo directivo recibirá las demandas de la asamblea estudiantil. En Sociales, el diálogo depende del levantamiento de la toma.

 

A veintitrés días de la toma de dos facultades de la Universidad de Buenos Aires, Sociales y Filosofía, el conflicto continúa por caminos sinuosos. Mientras las autoridades de Filosofía convocaron al consejo directivo extraordinario a sesionar el próximo martes, a las 15, para recepcionar las demandas de la asamblea estudiantil, la apertura del diálogo en Sociales está supeditada a que los alumnos levanten la toma de sus tres sedes. Al cierre de esta edición, estudiantes de ambas facultades realizaban un acampe junto a los secundarios, en las puertas del Ministerio de Educación de la Nación pero decidieron levantar la vigilia.

La Facultad de Filosofía y Letras ingresó ayer en la segunda semana de toma activa. Hugo Trinchero, su decano, advirtió en diálogo con Página/12 que en caso de que la toma continúe la próxima semana, “vamos a entrar en un punto muy difícil”. Consultado sobre si la cursada del cuatrimestre corre peligro, Trinchero señaló: “Eso se lo tienen que preguntar a los estudiantes que están tomando la facultad. En todo caso, depende de la voluntad de los trabajadores, tanto docentes como no docentes, no depende de la gestión”. En principio, las autoridades buscan destrabar el conflicto con la convocatoria del consejo directivo extraordinario, el martes próximo a las 15 –porque la situación es “extraordinaria”–, para recepcionar las demandas de la asamblea, porque uno de los argumentos que circula es que “no existe diálogo”. “El normal funcionamiento del consejo directivo está supeditado al levantamiento de la toma”, afirmó el decano.

“Desde hace 15 días venimos pidiendo una mesa de diálogo”, remarcó Juan Oribe, vicepresidente del centro de estudiantes (PTS). Antes del encuentro en el consejo directivo extraordinario, estudiantes, docentes, no docentes y autoridades se reunirán hoy a las 16 para acercar posiciones. Allí los estudiantes presentarán, nuevamente, el reclamo por la construcción de un nuevo edificio que incluya aulas de grado, una guardería maternal para los docentes, no docentes y estudiantes y el comedor estudiantil. Luego, a las 19, la asamblea estudiantil discutirá la posición que llevará el martes al consejo directivo extraordinario, en relación con la respuesta que surja del rectorado. Se definirá, además, la continuidad o no de la toma.

Mientras tanto, el conflicto en Sociales se acerca lentamente al primer mes de cumplimiento efectivo. Si bien la asamblea de estudiantes decidió anoche “abrir las aulas, sin el ingreso de autoridades e impulsando las clase públicas”, el decano Sergio Caletti afirmó que “lo que hacen (los estudiantes) es abrir una válvula para despresurizar la tensión con el sector de alumnos que pugna por volver a clases”. “Queremos advertir que el peligro de la pérdida de cursada existe –remarcó–. Si esto se prolonga, va a haber un momento donde la cursada no cumplirá con las condiciones de regularidad. Las autoridades vamos a hacer todo lo posible para evitar el daño a los estudiantes que quieren volver a clases.”

Martín Sánchez, secretario general del centro de estudiantes (UJS), adelantó que en la asamblea de ayer (por el miércoles) se resolvió la continuación del conflicto hasta el martes a las 21, cuando se realice la próxima asamblea. “De Caletti no esperamos nada porque no tiene ninguna respuesta para darnos”, dijo el estudiante, y señaló que si no obtienen respuesta a sus reclamos, “esto va a seguir por mucho tiempo”. Desde las 8, estudiantes de Filosofía y Letras y Sociales realizarán un corte en Corrientes y Callao para exigir la construcción del edificio único para Social.

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *