Ciudad: ratificaron el paro los docentes públicos y privados*

 

Cumplirán la medida de fueza, aunque los habían convocado a una "negociación colectiva".

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), los privados de SADOP y los secundarios de ADEMYS, ratificaron el paro de 24 horas de los docentes porteños. Reclaman mayor presupuesto para educación y aumento salarial. Esta es la sexta huelga del año en la Ciudad. Y se hace a pesar del intento por frenar la medida de fuerza por parte del Gobierno porteño, que convocó a los sindicatos a una audiencia de "negociación colectiva" para hoy a las 9 en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad.

"Proponemos esta convocatoria al diálogo porque los sindicatos decretaron el paro sin negociación alguna", señaló ayer el subsecretario de Trabajo de la Ciudad, Miguel Angel De Virgilis. Y agregó: "Esto, a pesar de que los docentes porteños ya recibieron aumento de salarial del 11% en lo que va del año y que el presupuesto 2010 todavía se está discutiendo, no está cerrado".

"Esta operatoria del gobierno porteño a horas del paro se da porque saben que nuestra medida de fuerza va a ser masiva. Es un pedido de audiencia totalmente fuera de término. Ratificamos tanto el paro como la movilización", dijo ayer el secretario general adjunto de UTE, Alejandro Demichelis. El anuncio fue efectuado durante una conferencia de prensa realizada en la sede de la Unión de Trabajadores.

Por su parte, el ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, se mantuvo en su posición de no opinar sobre las medidas de fuerza de los maestros. La discusión siempre se limita a los niveles de acatamiento del paro, es la posición del funcionario, y cuando hay una huelga, dice, siempre hay alguien que pierde. "Nunca un paro puede ser exitoso", reiteró en los últimos conflictos.

Además de la huelga de 24 horas, los tres sindicatos convocaron a una concentración a las 11.30 en Avenida de Mayo y Chacabuco para, desde allí, marchar a la Jefatura de Gobierno porteño.

"Exigimos que se restituya el presupuesto educativo de 2008, que era del 25,3 por ciento, ya que en 2009 se redujo inexplicablemente al 23,7 por ciento. Y que el de 2010 sea elevado al 30 por ciento, como tienen las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, La Pampa y Tierra del Fuego, entre otras", dijo el dirigente gremial.

Reclaman, también, una recomposición salarial para 2009 y aumentos en 2010. "El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, informó que el presupuesto va a quedar igual y que en 2010 no se preveían aumentos salariales para los estatales, incluidos los docentes. Y esto pone en alerta a la Educación en el año entrante", sostuvo Demichelis.

También los dirigentes exigen el esclarecimiento "de las persecuciones y del espionaje que se realizaba en las escuelas a delegados y estudiantes, persecuciones que denunciamos desde el 2008 en la Comisión de Educación y por nota en abril del 2009, donde el personaje Ciro Gerardo James, hoy preso, era empleado en el área de Auditoría de Educación del Gobierno de la Ciudad", sostuvo Demichelis.

 

Mañana, los bonaerenses  

Después de que el gobierno bonaerense admitió que este año no habrá más aumentos salariales, los docentes de la provincia de Buenos Aires nucleados en el Frente Gremial anunciaron paros para mañana y para el martes 3 de noviembre. De concretarse, ya sumarán siete los días de paro convocados en lo que va del año.

Los docentes le habían solicitado al gobierno de Daniel Scioli la reapertura de la paritaria para discutir ajustes salariales. "El aumento otorgado a principios de año fue fagocitado por la inflación", dijeron los dirigentes.

Otra provincia en conflicto es Catamarca, que se encuentra en paro por tiempo indeterminado: ya se cumplieron 11 días de huelga con asistencia a los lugares de trabajo. Ayer realizaron una movilización a la Casa de Gobierno en reclamo de aumento salarial.

 

Un año difícil 

Los conflictos docentes dominaron la primera parte del año y, después, la epidemia de la Gripe A terminó uniéndose a las vacaciones de invierno. En lo que va del año las escuelas porteñas acumulan 15 jornadas perdidas: seis días sin clases por paros docentes (2, 17, 18 y 31 de marzo; 1° de abril y también el 27 de mayo, convocado por CTERA en adhesión al paro nacional de CTA, con un acatamiento dispar) y nueve días por la pandemia. El de hoy es el 7° paro. Así, en la Capital -al igual que en muchas jurisdicciones del país-, es difícil que se pueda completar el mínimo de 180 jornadas educativas que exige la ley. Para llegar a esa cifra, las autoridades levantaron la tercera semana de vacaciones prevista para octubre y extendió el ciclo lectivo hasta el 18 de diciembre.
 

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *