Dios pierde en Berlín, por Sergio Correa

En Berlín, 51,3 % de los votantes se declararon en contra de introducir la asignatura Religión en la enseñanza escolar en un plebiscito realizado.

La iniciativa Pro Reli, que había logrado convocar el plebiscito, sólo consiguió que el 48,5 % de los votantes apoyara la introducción de la asignatura Religión como una opción en las escuelas de la capital alemana.
Al lado contrario estaba la iniciativa Pro Ética que apoya el actual modelo de ofrecer sólo la asignatura no confesional Ética y rechaza el ingreso de una materia religiosa en el plan obligatorio escolar.
El presidente de la iniciativa Pro Ética, Walter Momper, que es además el presidente de la cámara de diputados en el parlamento de Berlín, declaró sobre el resultado que “es un gran éxito, considerando sobre todo lo importante que es una asignatura no confesional para la integración de niños de familias de inmigrantes”.

El Sí obtuvo 48,5% de los votos.
El presidente de Pro Reli, Christoph Lehman comentó a la BBC que “estoy decepcionado por el resultado, pero hemos llevado a esta ciudad a una discusión muy importante”.
“Pero de todas maneras el gobierno de Berlín ha jugado sucio: usó dinero de los contribuyentes para apoyar el “No” y no quiso juntar este plebiscito junto a las elecciones europeas” concluyó Lehman.
Pro Reli cree que el resultado los hubiera favorecido si la masa de votantes hubiese sido mayor al escaso 30% de participación que tuvo este plebiscito.

Lucha cultural
Muchos criticaron la ideologización del plebiscito, que tomó un carácter casi de lucha cultural en las últimas semanas, cuando muchos de las más importantes personalidades políticas y culturales alemanes comenzaron a tomar posiciones.
En carteles semejantes en diseño y profusión al de las elecciones nacionales, la iniciativa Pro Reli, apoyada por la actual canciller Merkel y su actual ministro de exteriores y rival en las próximas elecciones, Frank Walter Steinmeier, peleó durante meses en calles y foros de Berlín con la iniciativa rival Pro Ética.

El No obtuvo 51,3% de los votos.
Esta última opción, que fue apoyada fundamentalmente por los partidos Los Verdes y Die Linke, y algunos sectores socialdemócratas, se quejó de la enorme cantidad de recursos que las iglesias católica y evangélica habrían destinado a apoyar a la iniciativa Pro Reli.
La diferencia de votación entre el sector este y oeste de Berlín muestra con pasmosa evidencia lo dividida que continúa estando la ciudad.
En barrios de la parte occidental como Zehlendorf, casi el 70 % de los votantes apoyó la asignatura Religión, mientras que en barrios berlineses que pertenecieron a la ex RDA, como Treptow, el 73 % votó contra Religión como asignatura.
El grado de radicalización sorprendió a muchos que creían que el tema de la religión carecía de interés en el mundo moderno, más aún en Berlín, llamada hace tres décadas por el sociólogo Peter Berger la “capital mundial del ateísmo”.

*BBC-Mundo

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *