Los jóvenes y la internet, los adultos y el espanto

En Gran Bretaña la alarma es permanente: los chicos pasan cada vez más tiempo frente a la computadora. ¿Podría ser nocivo? Lo cierto es que mientras las cuestiones en torno a Internet se multiplican, la realidad demuestra que hoy en día los niños crecen utilizándola como soporte esencial de intercambio de información.

Según el informe, los jóvenes de 13 a 18 años de edad pasan más de 20 horas a la semana en internet, en comparación con las seis horas que se mantenían conectados hace un año.

¿Dónde pasan tanto tiempo? En sitios de redes sociales como Facebook, Bebo, Hi5 o MySpace, páginas de internet donde intercambian mensajes y contenido con otros amigos.

Los autores del estudio también alertaron sobre el hecho de que los jóvenes están "constantemente conectados" hasta altas horas de la madrugada, e incluso dejan sus teléfonos celulares prendidos toda la noche en caso de que reciban un mensaje de texto.

"No tienen ni idea"

El estudio "Detrás de la pantalla: la vida oculta de los jóvenes" destaca que los padres no tienen conocimiento de lo que hacen sus hijos en la red.

"Mi mamá a veces me pregunta: '¿Es seguro lo que haces?', pero la verdad es que no tiene idea", les dijo a los investigadores una joven de 16 años.

"Ellos (los padres) no entienden algunas cosas y me piden que se las explique, pero aún así no las entienden", les respondió otra niña, de 13 años.

Los especialistas aseguran que no se debe satanizar a internet, dado que la red ofrece muchos beneficios y oportunidades para niños y adolescentes pero, ya que estos pasan cada vez más tiempo en línea, es necesario que los padres supervisen sus actividades.

Sobre todo, advierten, porque es alto el riesgo de que, por diversión o desconocimiento, los adolescentes revelen datos privados.

Enrique Dans, especialista en nuevas tecnologías del Instituto Empresa de Madrid, España, le dijo a BBC Mundo que internet no es el riesgo, sino sólo el vehículo.

"Lo que pasa es que el hábito de usar internet para el contacto social se está transformando en una presión social", señaló.

"Y tú no puedes ser el padre que le prohíba a tu hijo estar en esa red social en la que esta el resto de su clase, por ejemplo", añadió.

El fenómeno no es exclusivo del Reino Unido o Europa. Hace unos meses. la organización Pew Internet & American Life Project, de Estados Unidos, advirtió que el 55% de los adolescentes de ese país usan los sitios de redes sociales y que, de ellos, el 48% los visita al menos una vez al día.

¿Cómo cuidarse?

El informe del IPPR asegura que tanto el gobierno como las empresas de internet deben hacer más para proteger a los menores de edad en línea, así como para incentivar políticas de uso aceptable de la red.

Los autores van más allá del Reino Unido en sus recomendaciones y afirman que los sitios que son populares entre los jóvenes, como Facebook, Bebo, YouTube o MySpace, deberían desarrollar sus propias políticas, que limiten lo que sus usuarios jóvenes pueden esperar de sus servicios y cuál es el comportamiento que ellos desean a cambio.

Al mismo tiempo, recomiendan que estas empresas adopten sistemas que permitan mejorar la seguridad de los jóvenes, mediante la financiación de fundaciones que se dediquen a vigilar el buen uso de la red.

Por su parte, Enrique Dans le dijo a BBC Mundo que "los padres tienen que entender que si les limitamos a los adolescentes de una manera severa este tipo de herramientas, lo que estamos haciendo es convirtiéndolos en parias sociales".

"Estamos eliminando su modo de relación con sus amigos. Lo que hay que hacer es entender que es lo qué ocurre ahí, ver quiénes son los amigos que están en su red social", recomendó.

¿Una moda pasajera?

Otros especialistas le dijeron a BBC Mundo que será muy difícil que la influencia de internet en los jóvenes termine pronto.

Se trata de menores de edad que nacieron en la era digital y para los que las palabras "correo electrónico", "navegador" o "descarga" representan parte de su vocabulario habitual.

Es tanto el tiempo que ellos dedican a las nuevas tecnologías que un gran número de empresas ha decidido dedicar la mayor parte de su presupuesto publicitario a los jóvenes usuarios de internet.

Incluso una de las empresas más poderosas de los medios de comunicación de Estados Unidos, Time Warner-AOL, anunció la adquisición de la red social para adolescentes Bebo por US$850 millones.

Mientras algunos medios tradicionales se preguntan dónde están los adolescentes que antes formaban parte de su audiencia, varias empresas de contenido están dedicadas a la creación de telenovelas para internet, donde sus usuarios pueden interactuar con los protagonistas e influir en la historia.

"Las redes sociales están aquí para quedarse, no hay posibilidad de dar marcha atrás", enfatiza Dans.

Quizá por eso no es sorprendente que los jóvenes pasen cada vez más tiempo en un mundo que les ofrece tantas alternativas pero, según advierten los especialistas, es importante que los padres estén junto a ellos y se aseguren de que la realidad virtual no termine por conquistar por completo al mundo real.

 

*BBC Mundo
Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *